Adrià Cruz Espinosa – Vicepresidente de Archiveros sin Fronteras España

En los últimos años, desde Archiveros sin Fronteras se ha intentado mantener el Boletín vivo, siempre entendido como una de las herramientas de comunicación más importantes y originarías de la entidad. Inicialmente, el Boletín era un documento que se enviaba por correo postal, después pasó a ser un documento en formato PDF que se enviaba a los socios vía correo electrónico y, finalmente, con el auge de las redes sociales, nos concienciamos de que el Boletín tenía que llegar mucho más allá con nuevos planteamientos en materia de comunicación y difusión. A partir del 2014, el Boletín presenta el primero gran cambio, con un formato más moderno y actual y se empieza a difundir a través a de las redes sociales, concretamente a través del servicio en línea ISSUU. Desde el 2014 hasta el 2019, gracias a esta plataforma Archiveros sin Fronteras pudo difundir un total de seis ediciones del Boletín. Donde destaca la última edición, la número 30, en la cual desde AsF se pusieron todos los esfuerzos en dar al Boletín una nueva imagen, mucho más actual y mucho más próxima a una revista especializada.

Una vez analizados el número de lectores que presentó este nuevo Boletín, mucho más elaborado y con muchas más horas de dedicación, desde Archiveros sin Fronteras se decidió hacer un último cambio, el más radical: convertir el Boletín en un diario digital. Este último cambio vino dado por el hecho de que no compensaba el número de lectores y los esfuerzos empleados, porque dentro del propio Boletín había secciones que generaban mucho más interés que otras y porque justamente empezábamos un proyecto de remodelación de la web de Archiveros sin Fronteras. Con todo este contexto, se decidió potenciar aquellas secciones que más buena acogida tenían, como eran la editorial, los artículos o las entrevistas y se decidió que la nueva web tenía que incluir un diario digital donde colgar periódicamente estos artículos y que, además, se pudieran difundir de una manera mucho más efectiva. Sin duda, este cambio también lo podemos agradecer a otros compañeros de profesión que nos han mostrado con sus diarios digitales y su buen trabajo, como es el caso de La Dada de los compañeros de la Asociación de Profesionales de la Archivística y la Gestión de Documentos de Cataluña o la revista digital Archivoz, que este modelo funciona y ha llegado para quedarse.

Cómo todos sabemos, la pandemia mundial del 2020 nos cogió a todos por sorpresa y paralizó el mundo. Todo y que, nunca nos paró del todo, sí que ralentizó todos los proyectos que teníamos en marcha y nos obligó a aprender de repente a trabajar y comunicarnos de otro modo. Con la llegada de la nueva Junta de AsF, a finales de 2021, y con el fin tan esperado de la pandemia, los proyectos por fin han cogido el impulso que necesitaban y muchos han ido viendo la luz en los últimos meses. La nueva página web de AsF ya es una realidad y con ella, ahora llega por fin el nuevo Boletín de Archiveros sin Fronteras, reconvertido en un diario digital que iréis conociendo en las redes sociales con el nombre de #AsFBlog.

El nuevo #AsFBlog pretende, por lo tanto, ser un espacio donde poder compartir artículos de todo tipo, artículos que informen de las actividades en que participa o colabora AsF, artículos más especializados, artículos de las nuevas promociones de archiveros basados en los trabajos que han llevado a cabo durante su aprendizaje en la Universidad, entrevistas que puedan ser un altavoz para profesionales de la archivística de todo el mundo y editoriales como esta, que irán comentando temas de interés o, como en este caso, grandes novedades que ocurren en la entidad y que no las podemos dejar correr sin explicarlas. Desde hoy, os invitamos a todos a participar en este nuevo espacio, a proponer artículos, inquietudes y situaciones que queráis difundir. ¡Damos la bienvenida a un nuevo altavoz de la archivística!